10 RAZONES POR LAS QUE ES ACONSEJABLE QUE LAS MUJERES LEVANTEN PESO

En el gimnasio, observamos que el entrenamiento con resistencia suele ser utilizado en mayor medida por los hombres mientras que las mujeres se inclinan más por el ejercicio aeróbico. Aun así, existen muchas razones por las que las mujeres se podrían beneficiar.

 

1) Estarás físicamente más fuerte.

Aumentar tu nivel de fuerza te hará depender mucho menos de otros en las tareas diarias, sin tener que esforzarte al máximo. Si tu fuerza máxima aumenta, podrás ejecutar las rutinas de ejercicio mucho más fácilmente disminuyendo al mismo tiempo el riesgo de lesión. Las investigaciones también muestran que las mujeres pueden aumentar la fuerza (en proporción) tanto como los hombres.

 

2) Reducirás la grasa corporal

Una mujer con un nivel de fuerza medio, que entrena la fuerza de dos a tres veces por semana y durante dos meses, se encontrará casi un kilo más de músculo alrededor de un kilo y medio menos de grasa muscular. Conforme aumenta la cantidad muscular, también lo hace tu metabolismo en reposo, lo que conlleva a quemar más calorías a lo largo del día.

 

3) Aumentarás la fuerza sin hincharte.

Las mujeres generalmente no aumentan el tamaño con el entrenamiento de fuerza. Comparadas con los hombres, las mujeres segregan entre 10 y 30 veces menos hormonas que causen hipertrofia muscular (aumento de la sección de las fibras musculares). Aun así sí que se desarrollará la tonificación y definición muscular.

 

4) Disminuirás el riesgo de osteoporosis.

Las investigaciones muestran también que el entrenamiento de la fuerza puede aumentar la densidad mineral ósea de la espina dorsal (y promover el modelado óseo) hasta un 13% en seis meses. Este fenómeno emparejado con la cantidad de calcio recomendada para los deportistas, puede ser una de las mejores defensas contra la osteoporosis en las mujeres.

 

5) Mejorarás tu rendimiento atlético.

El entrenamiento de la fuerza, mejora la habilidad atlética en todos los deportistas.

Cualquier deporte que practiques, el entrenamiento de la fuerza, ha mostrado mejoras en el rendimiento general así como la disminución de las lesiones.

 

6) Reducirás el riesgo de lesión, molestias en la espalda y artritis.

El entrenamiento de la fuerza no sólo forma músculos más fuertes, sino que también mejora la resistencia de los tejidos conectivos (por ejemplo, ligamentos y tendones) aumentando la estabilidad de las articulaciones. El entrenamiento de la fuerza ayuda a fortalecer las articulaciones y puede disminuir el dolor proveniente de la osteo-artritis.

 

7) Reducirás el riesgo de enfermedad cardiaca.

El entrenamiento de la fuerza puede aumentar la salud cardiovascular en varias facetas, incluyendo la reducción del colesterol “malo” o LDL (lipoproteínas de baja densidad), aumentar el colesterol “bueno” o HDL (lipoproteínas de alta intensidad) y disminuir la presión arterial. Cuando a esto se le añade ejercicio regular, los beneficios se maximizan notoriamente.

 

8) Reducirás el riego de la diabetes.

El ejercicio de fuerza puede mejorar la forma con la que el cuerpo procesa el azúcar, lo que reduce el riesgo de la diabetes.

 

9) Nunca es demasiado tarde.

Mujeres que han llegado a los 70 y 80 años de edad, han aumentado considerablemente su fuerza con el entrenamiento adecuado de resistencia, como indican las investigaciones, aduciendo que las mejoras de la fuerza se pueden promover a cualquier edad. No obstante, ten en cuenta, que un profesional debería supervisar siempre la técnica y la ejecución del programa en aquellas personas más mayores.

 

10) Mejorarás tu actitud y la lucha contra el estrés.

10 semanas de entrenamiento de la fuerza, reduce los síntomas de la depresión clínica con más éxito que el asesoramiento estándar. Las mujeres que entrenaron la fuerza, informan que se sentían más seguras por sí mismas y “capaces”. Ambos factores importantes para la lucha contra la depresión (p.e. autoestima, confianza, etc).